Nada como estar en casa

Un hogar debería ser el espacio donde encontramos un remanso de paz, y donde estamos en armonía con nuestra individualidad. Es por esto que debe ser un espacio personal y no un espacio uniforme donde podría vivir cualquiera y nadie al mismo tiempo.

Nada como en casa

En ÁBBATTE ponemos especial atención en una correcta iluminación, aroma y buenos textiles que marquen la individualidad de la persona que habita dicho espacio.

Una tarde de domingo en un salón luminoso, una alfombra tejida con fibras naturales y tacto agradable que nos invite a descalzarnos, un sofá repleto de cómodos almohadones de textiles hechos a mano donde poder recostarnos para leer un libro o ver fotografías. Y si a esto le añadimos una taza de té y encendemos una vela conseguimos un momento especial. En definitiva es poseer menos, pero de mayor valor.

En la actualidad deberíamos ser conscientes en la necesidad que tenemos de armonizar con el medio ambiente, protegiéndolo como el bien más preciado que tenemos y tomar conciencia de lo que nos rodea.

Un hogar lo forman objetos de arte para la vida diaria, piezas con un mensaje que contar y una historia que construir, no es necesario atarnos al exceso es simplemente una selección y elección de cada uno de nosotros.

Con las piezas de ÁBBATTE conoces el proceso completo, desde el origen de las alpacas, la tejedora que trabaja tu pieza, la manera de tejer dicha pieza, la filosofía sostenible que hay detrás de cada paso en el proceso. Incluso en el caso de los colores naturales que teñimos en nuestra cabaña de tintes son colores tamizados y sugerentes, que siempre armonizan entre sí siendo irrepetibles y únicos.

ÁBBATTE crear piezas verdaderamente exquisitas.

Foto: Santiago de Sentmenat
Texto: María Olmos Mochales