William Morris y su arte

William Morris (Walthamstow, Londres 1834 – 1896) es un referente para todos aquellos que aman la belleza, el diseño y las tradiciones artesanales. Sentó los principios en los que se basaba el resurgimiento de las artes y los oficios, abalando una estética del individualismo.

William Morris y su arte

Para ÁBBATTE es una fuente de inspiración, ya que recuperó el espíritu de las artes y oficios medievales y sobre todo porque amaba el textil hecho a mano. Realizó alfombras, almohadones, telas de tapicería y tapices que tejían siempre con materiales ricos lanas, sedas y linos. Daba una gran importancia al color y por ello obtenía sus tonos sutiles de tintes naturales, del añil, de la granza, del nogal y de muchas otras plantas.

Con estos colores realizó los “chintzes Morris”, famosos en las tapicerías de las familias victorianas.

Morris sentía un apasionado amor, sobre todo por la belleza natural, rechazaba profundamente la ostentación, lo insulso, lo superfluo y la falta de gusto. Proclamaba “lo que no está basado en la naturaleza, difícilmente puede ser bello”. Era un devoto de la simplicidad de líneas.

Su dedicación se extendió a otras muchas áreas de la creación y el diseño, así realizó libros como el los concebía, con papel hecho a mano y diseñó su propia tipografía. Fue creador de la imprenta la Kemscott Press. Que fue inspiración de otras muchas imprentas. También fue un gran urbanista, proclamándose defensor de la conservación de los edificios antiguos sin intervención.

También fue un gran empresario creando una compañía, Arts & Crafts, que diseñaba todo tipo de elementos para decoración, desde vidrios de color, bordados, azulejos y telas. Recibió una gran cantidad de encargos privados y dos encargos muy valiosos como la sala de tapices del palacio de St. James y el comedor verde se South Kensigton. Un último aspecto relevante de su capacidad creativa fue que durante toda su vida fue un gran poeta. Por último Morris fue un gran crítico de la sociedad británica del siglo XIX siendo un gran agitador social.

Todo ello nos muestra la gran capacidad y energía que desarrolló Morris en gran variedad de aspectos, donde todavía a través de la William Morris Society se perpetúa su obra.

Texto: María Olmos Mochales